Blogs.

Noticia para reflexionar
12 noviembre 2010
Respuesta al post: Jóvenes sobradamente sedentarios

Muchas gracias a todos los que han seguido el post y han podido leer el artículo a lo largo de esta semana pasada.

Las cosas pintan mal, pero no podemos dejar que esto nos desanime. La fuerza de la corriente todavía no es lo suficientemente fuerte para que no hagamos un esfuerzo por intentar llegar a la orilla de ese río de bollos, hamburguesas y patatas fritas.

En muy pocas de las investigaciones (la del primer artículo de referencia, por ejemplo) se dan soluciones a los problemas. Yo, como padre, cuando leo este artículo pienso: «Sí, es cierto, tenemos un problema, los datos así lo indican, pero ¿cuál es la solución? ¿Qué es lo que puedo hacer para que esto cambie? Todo el mundo opina que ESTO TIENE QUE CAMBIAR.

Otros artículos nos indican que, a nivel macroeconómico, a la larga (y no tan a la larga) esta situación va a suponer un gran gasto en sanidad (segundo artículo de referencia en el post de la semana pasada). A mí, como padre, la macroeconomía no me importa demasiado, la verdad. Lo que quiero saber con respecto a este tema es QUÉ tengo que hacer para que mi hija no enferme, esté dentro de unos parámetros normales de salud y sea feliz.

Evidentemente, está en nuestras manos, las de los padres, que esto empiece a cambiar y desde luego no puede ser de una forma radical, sino progresiva, con pequeños cambios que no hagan sufrir demasiado a nuestros hijos e hijas pero que a la larga sirvan para que los hábitos de toda la familia sean mucho más saludables.

Los ámbitos que están más a nuestra mano para que esto suceda son dos: el de la alimentación y el de la actividad física.

¿Tanto nos cuesta ponerle al niño en la mochila una fruta, un yogur (a poder ser desnatado) o un bocadillo de chorizo (de los de TODA LA VIDA), en lugar de una pieza de bollería refinada (que todas las asociaciones relacionada con la nutrición indican que es lo más desaconsejado para la alimentación diaria)?

¿Tan difícil es que los niños hagan 5 comidas al día en las que no haya patatas fritas o similares?

Sí, efectivamente lo que no se les debe dar a diario a los niños (bollo, patatas) es lo que más les gusta. Como he dicho más arriba debe ser un cambio progresivo, no puede ser de un día para otro, pero si empezamos con una o dos piezas de fruta a la semana, conseguiremos que poco a poco la ingesta de esos productos de alto contenido en azúcares, grasas y calorías acaben siendo puntuales. Porque lo que debe quedar claro es que NO PASA NADA por comerse un día un bollo o una bolsa de lo que sea, que el peligro viene cuando las excepciones se convierten en hábitos.

El segundo ámbito del que hemos hablado: la actividad física. Evidentemente, también debe ser un cambio gradual. Si el niño no hace nada, no podemos pasar a hacer actividad física intensa 6 días por semana.

¿Por donde pueden venir esos pequeños cambios? Se me ocurre que si vamos todos a por el periódico seguro que podemos encontrar algún kiosco que esté un poco más lejos y así empezamos a pasear con algún objetivo determinado. Que alguna de las actividades extraescolares que puedan realizar se refieran a la actividad física (un poquito más intensa).

Y que en nuestras vacaciones, cuando más tiempo pasamos con nuestros hijos, la propuesta sea en la playa o en la montaña, procure que todos nos movamos un poco más.

Lo que decía, pequeños cambios, que suponen un esfuerzo por parte de todos pero que a la larga harán que nuestros hijos e hijas puedan salir del “río de bollos y patatas fritas” para meterse en el “lago de la salud”.

Autor: Aitor Acha Domeño.
Profesor de Educación Física de la E. U. Cardenal Cisneros.

Imagen: Flickr (malias)

Noticias de referencia (Todas recogidas en el diario digital El País, durante el mes de octubre de 2010):

"Jóvenes sobradamente sedentarios" -pincha aquí
"Pandemia de obesidad" -pincha aquí

Posteado por Aitor Acha Domeño

8 noviembre 2010
Jóvenes sobradamente sedentarios

Cada vez que sale el tema del sedentarismo en los jóvenes a la palestra acabo malhumorado por la impotencia que me genera. ¿Qué podemos hacer para solucionar este problema?

Los chicos de más o menos 15 años de Madrid están CADA VEZ MÁS GORDOS (aumentan los porcentajes de sobrepeso y obesidad). Son unos datos terribles, pero el caso es que si analizamos los resultados obtenidos en el estudio, vemos que la alimentación no es demasiado equilibrada, se está perdiendo la dieta mediterránea y eso hace que consuman menos verduras, legumbres y frutas a cambio de comida rápida en la que la grasa es la reina del menú. Lo peor no es eso, lo peor es que todos los indicadores de salud mejoran (aunque todavía hay mucho fumador cada vez son menos, y menos apoyados por los padres; los chicos y chicas se ponen más a dieta, por lo que están más preocupados por su salud. Aunque también tiene otra lectura: ¿Están preocupados por su salud o por su aspecto físico? También tendremos que tenerlo en cuenta). Lo más preocupante para mí como profesional de la educación física es que el ÚNICO INDICADOR que realmente ha ido A PEOR es el de la ACTIVIDAD FÍSICA. Cada vez se mueven menos, lo que unido a una dieta deficiente nos lleva al aterrador resultado final de esos altos índices de sobrepeso y obesidad.

Desde el ámbito de la educación física parece claro que la solución es la propuesta de unos programas de actividad física dinámicos, que atraigan a los jóvenes. Pero no sólo con eso basta.

La EDUCACIÓN ES LA CLAVE, y no sólo la de nuestros hijos. Nosotros somos los primeros que debemos aprender a movernos sabiendo que esto no es cuestión de un día y que, además, es muy costoso. Hay que hacer un gran esfuerzo para cambiar de hábitos y empezar a moverse.

Si analizamos los resultados de la encuesta expuesta en el artículo, uno de los parámetros de actividades nocivas que desciende, por ejemplo, es el tabaquismo. Hace quince años era impensable que esto ocurriera, pero después de un buen plan de concienciación (educación) de todos ahí quedan los resultados.

¿De qué nos sirve proponer actividades si los chicos y chicas no se apuntan? ¿Damos por perdidos para la causa a esta generación de quinceañeros?

Autor: Aitor Acha Domeño.
Profesor de Educación Física de la E. U. Cardenal Cisneros.

Imagen: Flickr (malias)

Noticias de referencia (Todas recogidas en el diario digital El País, durante el mes de octubre de 2010):

"Jóvenes sobradamente sedentarios" -pincha aquí
"Pandemia de obesidad" -pincha aquí

 

Posteado por Aitor Acha Domeño

2 noviembre 2010
Respuesta al post: Cuando cuentas cuentos ¿cuentas cuántos cuentos cuentas?

Todos estamos muy preocupados por la gran cantidad de tiempo que invierten los niños en ver televisión o en jugar a videojuegos. El excesivo consumo de televisión y videojuegos puede tener consecuencias sobre la salud del niño. Es responsabilidad de padres y educadores que el niño desarrolle hábitos saludables en cuanto a horas de sueño, alimentación y ejercicio físico. Además, no debemos olvidar que los niños deben jugar con otros niños.

Por tanto, se debe controlar la cantidad de tiempo que se dedica a ver televisión y jugar a videojuegos y procurar que su consumo no sea excesivo. Es conveniente elegir de forma premeditada qué es lo que se quiere ver y poder justificar estar elección. A menudo nos sentamos delante del televisor a ver qué están poniendo, hacemos un rápido zapping y al final no vemos lo que más nos gusta sino lo que menos nos disgusta. Podemos enseñar a los niños a elegir sus programas y a programar sus actividades para que no terminen por aburrimiento acercándose al televisor. Podemos usar la programación del periódico o del teletexto. Indicarles a qué hora se encenderá la tele y hacerles saber que cuando termine el programa elegido se tiene que apagar.

Como consecuencia del punto anterior, se hace necesario educar a los niños en el ocio ya que si les quitamos la tele y los videojuegos lo más seguro es que lo primero que nos digan es: «Me aburro». Se debe proveer a los niños de actividades para el tiempo libre que eviten que la televisión y las consolas sean el único recurso de ocio. Para crecer sanos, los niños y los jóvenes deben leer, hacer deporte y entretenerse con juguetes convencionales que cumplen importantes funciones educativas.

Una de las alternativas de ocio es la lectura. Es fundamental fomentar el aprecio por la lectura desde las primeras edades. En la red podemos encontrar gran cantidad de recursos que nos van a permitir conseguirlo. Dos propuestas muy interesantes son la siguientes:

> La Caja de las Palabras Mágicas: para despertar la capacidad literaria en los niños

> Story Place: La biblioteca Infantil con actividades para imprimir, listas de libros y cuentos divertidos interactivos.

«Cuando los niños no leen, la imaginación desaparece» es lo que nos dicen al final de este video de la Literacy Fondation The gift of Reading (El regalo de la lectura) donde, de forma retórica pero muy impresionante, nos muestran los estragos de la falta de hábitos de lectura en los niños.

Autora: Marga Roura
Profesora Titular de la EU Cardenal Cisneros

Imagen:
ruminatrix en flickr

Noticia de referencia: "Fernando Lalana, premiado con el Cervantes Chico". Noticia publicada el 19/10/10 en el periódico digital El Mundo. Pincha aquí para leerla.

Posteado por Marga Roura

25 Octubre 2010
Cuando cuentas cuentos ¿cuentas cuántos cuentos cuentas?

La fantasía, la imaginación, la ilusión, el afecto, la complicidad, la creatividad, la sensibilidad, la intimidad, envuelven los momentos en los que nos juntamos con nuestros hijos a contar historias, a contar cuentos. Los niños comienzan a sentir entusiasmo por las historias, por los cuentos, en definitiva por los libros, mucho antes de saber leer. El gusto por la lectura camina cogidito de la mano del placer por la escucha. Los adultos, mediante las palabras y los juegos en las narraciones de los cuentos, pueden encauzar unos hábitos posteriores de lectura en los niños, y no solo eso, sino que se puede conseguir que lleguen a ser, no solo lectores, sino contadores de nuevas narraciones.

El hábito de lectura, además de ser un gran estímulo para la creatividad y la imaginación, desarrolla la capacidad verbal y la concentración en los niños. Además, desarrolla el sentido crítico y es una estupenda alternativa de diversión para el tiempo libre. Los libros deben estar siempre presentes en la rutina diaria, como están presentes sus juguetes, y deben ocupar un espacio significativo y relevante en la misma habitación de niño desde su edad más temprana, siempre a mano, ordenaditos en una estantería a su altura o revueltos por el suelo.

Un cuento puede ser una gran herramienta de juego. Ahí van algunas ideas:

•Se pide a los niños que digan dos palabras al azar y que no guardan ninguna relación aparente entre sí y se enlazan por cualquier nexo -con, sobre, en, etc. Así quedaría por ejemplo, si elegimos perro y armario, la frase “Un perro sobre un armario”. Esto será el punto de partida para construir la historia.

•Seguro que hay muchos cuentos que ya nos conocemos de memoria. Para desarrollar la imaginación, la creatividad y pasar un rato divertido en familia podemos buscar algunas alternativas. Una de ellas es cambiar el final del cuento. Cada uno aporta un final diferente y entre todos se elige el final perfecto. Es un modo de ser críticos y conversar sobre el contenido, los personajes y el argumento de la narración.

•Otra alternativa es intentar desarrollar el cuento de manera especial, como utilizar en la narración solo una de las vocales; o algo más fácil: sin utilizar alguna de las vocales.

En la red podemos encontrar fantásticos cuentos en los que los niños van a poder interactuar y participar activamente en la narración.  Un ejemplo de ellos son los maravillosos y preciosos cuentos de cuentosinteractivos.org, unos cuentos que no avanzan sin la participación del lector, que es guiado en todo momento por un animalito.

Los cuentos cuentan historias fantásticas, pero ahora también comienza a ser fantástico el propio cuento en sí mismo. Nuevos formatos nos sorprenden con imágenes que se mueven o personajes que salen entre las palabras. Alicia en el País de las Maravillas tiene su mágica versión para ipad y The Search for Wondla es una de las primeras experiencias con realidad aumentada en literatura infantil gracias a la cual podemos ver, siempre a través de una pantalla, toda clase de hechizos y encantamientos salidos de entre las páginas del libro.

 

Alicia en el País de las Maravillas para iPad:

 

 Demostración de realidad aumentada con el libro The search of Wondla:

 

Autora: Marga Roura
Profesora Titular de la EU Cardenal Cisneros

Imagen: ruminatrix en flickr

Noticia de referencia: "Fernando Lalana, premiado con el Cervantes Chico". Noticia publicada el 19/10/10 en el periódico digital www.elmundo.es. Pincha aquí para leerla.

 

Posteado por Marga Roura

18 octubre 2010
Respuesta a los comentarios del post: + Alumnos, - Docentes: la crisis llega a nuestras aulas

¿Estamos apostando por mejorar la calidad de la educación que ofrecemos a nuestros menores? ¿Se administran bien los recursos económicos destinados a educación? ¿Debería haber cambios estructurales en el sistema educativo?

Efectivamente, Tomás, al igual que tú, considero que nos hace mucho daño que la legislación y el funcionamiento educativo, estén a merced de los vaivenes políticos. Sería tan fácil, cuando hay cambio de partido político, respetar y conservar lo que funciona bien (independientemente del apellido político que lleve), y a la vez seguir aportando modificaciones y mejoras… Pero no, en su lugar, entre quien entre, lo primero que se hace es desechar todo lo que había hecho anteriormente, independientemente de si realmente había alguna medida educativa efectiva y eficaz. Conclusión, derroche de tiempo, energía y recursos.
Hubo hace unos meses un pequeño atisbo de luz con el intento del Pacto Social y Político por la Educación, presentado el 22 de abril de 2010 por el ministerio de educación a las diferentes comunidades autónomas, pero finalmente se desvaneció, por lo que tu propuesta, constituir un cuarto poder, “el poder educativo”, tal vez sea una respuesta acertada para conseguir mejorar la calidad de la educación que ofrecemos desde nuestros centros educativos.

Mª Teresa, estoy totalmente de acuerdo contigo, no se administran bien los recursos, no se está apostando por una educación de calidad, y mucho menos cuando (y aquí si hablo de cantidad) se necesitan más profesionales de la educación: orientadores, pedagogos terapéuticos, especialistas de audición y lenguaje, maestros, profesores especializados en los diferentes módulos relacionados con la formación profesional... Se necesita personal en nuestras aulas, no solo porque haya aumentado significativamente el nº de alumnos, sino porque además también han aumentado los alumnos con necesidades educativas especiales, tal y como ponía en el artículo: a nivel nacional, el 80% de los alumnos escolarizados en la educación pública presenta necesidades específicas de apoyo educativo de manera temporal o permanente.

En nuestras aulas cada vez es mayor el número de alumnos con movilidad reducida (déficit motórico por espina bífida...), déficit auditivo, discapacidad intelectual, trastornos generales del desarrollo (como autismo, síndrome de Asperger...), trastorno de déficit de atención con o sin hiperactividad, trastornos en el desarrollo del habla y del lenguaje oral y escrito (afasia, disfasia, dislalia, dislexia, disgrafía, disortografía…), alumnos extranjeros con desconocimiento del idioma, alumnos en desventaja social, etcétera; es decir, alumnos que necesitan que les demos una respuesta educativa eficaz y efectiva, adecuada a sus necesidades educativas temporales o permanentes. Necesitamos más profesionales de la educación, y la respuesta (por ahora) es no. 

 

Autora: Teresa Oliva
Profesora de la Escuela Universitaria Cardenal Cisneros

Noticias de referencia (todas recogidas del diario El País durante los meses de agosto y septiembre de 2010)

“El recorte presupuestario se ceba con el sistema educativo” -pincha aquí
Gabilondo pide a las comunidades que “no paguen con la Educación los recortes la crisis económica” -pincha aquí
“Apenas tengo un minuto por alumno” -pincha aquí
“Arenas se muestra ahora abierto a un pacto educativo” -pincha aquí

5.000 profesores, pendientes del recorte de plantillas en FP -pincha aquí

Posteado por Teresa Oliva Muñoz





Cardenal Cisneros

Ámbito cultural



« Febrero 2017 »
L M X J V S D
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28
pie_pagina_separador
Fundaci�n Edelvives